lunes, 9 de abril de 2012

Cambios

Cada día experimentamos cambios: el cambio de luz según avanza el día,de temperatura, los sonidos son distintos según por donde pasamos,.....también sentimos cambios en nuestro cuerpo de manera constante según avanza el día.

Sin embargo, nos decimos temeros@s a los cambios: de trabajo, de hogar, de país, de colegio,.....de destino.

Aceptemos o no el cambio que encontraremos más adelante, éste va a llegar. Por lo que estar preparad@s y reconocer nuestras fortalezas para poderlo afrontar de la manera más positiva posible no parece un mal plan.

¿Y los cambios que deseamos aunque no nos atrevemos a provocarlos? Esos suponen un verdadero reto y nos mantienen en búsqueda constante, nos ayudan a no conformarnos, aunque a veces sintamos miedo ante la simple idea de permitirme hacer un plan de acción para afrontar este reto. En ese momento, el motor se pone en marcha y nos vemos en ese otro "lugar" en el que deseamos estar y quizá es eso lo que nos puede asustar, nuestra propia fuerza, nuestra propia grandeza para lograr transformar realidades y vivir nuestra vida.

Realmente sentir miedo es una buena señal, lo que no resulta positivo es permitir que el miedo me paralice y quedarme mirando desde lejos como se suceden las cosas y como me dejo llevar sin hacer nada al respecto, conformándome con la situación actual.

No tengamos miedo al miedo, escuchemos lo que nos dice, de lo que nos habla: de nuestra capacidad por conseguir hacer cosas, por cambiar las cosas y dejemos que nos guíe y nos enseñe lo poderos@s que somos.


¿Quieres afrontar un cambio en tu vida? ¿Te planteas pedir ayuda a un profesional? ¿Te animas a probar lo que puede aportarte el coaching?

No hay comentarios:

Publicar un comentario