martes, 3 de abril de 2012

Momentos para la reflexión

Hay momentos en que tu entorno parece que baja el ritmo, que tienes tiempo y espacio para dedicarte a reflexionar, a pensar o meditar sobre los pasos que has ido dando en tu camino personal y revisar los pasos que vienen a continuación.

Sin embargo, no siempre esto coincide con tus momentos de calma o de ritmo lento.

Por lo que podemos, bien, asumir dejar la reflexión para otro momento en el que me encuentre preparad@ para ello o bien, hacerlo de otra manera. Reflexión activa.

Observación consciente, in situ y escribir las ideas o conclusiones. Es otra manera de reflexionar o meditar sobre nuestra evolución, observando cómo hago las cosas en el mismo momento en que las hago, qué cosas dejo de hacer y por qué no las he hecho, qué dificultad encontré o a qué distractor me aferré.

A algunas personas nos cuesta encontrar alternativas y nos dejamos llevar por la corriente. A algunas, si, quizás a muchas, sin embargo se puede hacer de otra manera, pues hay otras personas que se suben más bien al carro de la búsqueda de soluciones creativas y nos otorgan con sus ejemplos, la oportunidad de ampliar el campo de mi observación y encontrar mis propias soluciones.

2 comentarios:

  1. Muy cierto Beartiz, yo creo que es importante identificar personas a las que uno admira y tratar de seguir su ejemplo, al menos en algunas areas. Esas personas nos motivan y nos ayudan a encontrar nuestro sendero propio. Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Es maravilloso tener referentes y creo que si miramos con cierto detenimiento encontramos a muchos a lo largo de nuestra vida y en ese momento en que lo recuerdas y visualizas sus aportaciones, recuperas con más fuerza su influencia positiva.
    Gracias por tus comentarios, un abrazo!

    ResponderEliminar