domingo, 27 de mayo de 2012

Reconocer y aceptar nuestras necesidades

En ocasiones, nos dejamos llevar por una inercia que nos mantiene en una actividad que nos satisface. No nos damos un momento para parar y pensar en qué otras áreas de mi vida necesitan atención y seguro que si lo hacemos, descubrimos unas cuantas. 


No reconocemos necesitar descanso, necesitar de otras personas, necesitar cuidarnos o que nos cuiden. O puede ser que no reconozcamos necesitar que reconozcan nuestros esfuerzos, que nos demuestren que "en casa" todo está bien o dedicar tiempo a decir a los amig@s que los queremos y que nos gusta estar con ell@s. 


No somos super héroes o super heroínas. 


Somos personas, únicas, maravillosas, irrepetibles e imperfectas. Nadie debería esperar de nosotr@s que lo fuésemos y al menos nosotros podríamos reconocer que no lo somos y dedicar el tiempo al descanso que sabemos que necesitamos, sin sentirnos culpables o inútiles, sin sentirnos débiles o caprichos@s. Simplemente, dedicarnos tiempo para estar con nosotr@s mism@s y escucharnos, cuidarnos y demostrarnos que nos queremos. 



2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, justo ahora estoy en el proceso de escuchar mis necesidades y acutuar acorde, asusta, porque implica también, poner límites; cambiar cosas siempre desconcierta, pero sé que no hacerlo, que no escucharme y hacer lo necesario, tiene en mi alma, concecuencias mucho más fuertes. Gracias por la serendipia, no importa cuántas veces suceda, siempre me emociona!

    ResponderEliminar
  2. Algunas veces no las escuchamos porque no sabemos cómo o no sabemos qué hacer y otras porque no queremos. En estos casos, el miedo suele ser un importante bloqueador para quedarnos como y donde estamos. Mucho ánimo en este camino, porque si has decidido emprenderlo, si has decidido enfrentarte a los miedos que puedan surgir, si has decidido que es lo que quieres y vas a hacer, tendrás la fuerza, la sapiencia, la confianza para conseguirlo. Asusta y mucho por eso cunado nos ponemos a ello, sale nuestra valentía y nuestra alma y nos guía como nadie más puede hacer. Gracias a ti por compartir, por conectar, por estar. Te quiero tanto y por eso te deseo que disfrutes del proceso, de los momentos altos y de los bajos....todo te dará más conocimiento sobre ti misma. Un abrazo

    ResponderEliminar