lunes, 24 de septiembre de 2012

Punto y seguido

(foto: Viktor Cap)De manera más o menos consciente, cada persona avanza hacia sus prioridades. 

Algunas de ellas, nos dirigen a un objetivo que es mayor que las suma de todas ellas y otras aparecen en el camino y nos piden que les dediquemos tiempo, esfuerzo, energías. 

En este avanzar diario no siempre somos conscientes de lo que podemos necesitar: un descanso, compartir con otra persona una dificultad, revisar alguna de estas prioridades, cambiar el punto de vista.  
              
El descanso es algo que nos saltamos con mayor frecuencia de lo que creemos. Inmers@s en una cultura del premio al esfuerzo versus castigo a la pereza o al "no ha sido suficiente", nos creemos en muchas ocasiones la segunda parte de manera tan ferviente que sentimos que descansar nos restará fuerza, habilidad, potencia o lo que es lo mismo, nos hará personas menos valiosas. 

No nos engañemos, nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro corazón, necesitan también descansar. Necesitan que les dejemos espacio para relajarse, para romper las rutinas, para despejarse y, como decimos popularmente, recargar las pilas. 

¿Si no descanso qué me puede suceder? 

Seguro que tienes ejemplos, seguro que en alguna ocasión tu cuerpo y por lo tanto tu mente te han dicho "¡BASTA!". 

¿Alguna vez has enfermado después de un período de intensa actividad? ¿Te has enfrentado al terror de decidir si compras una barra o una chapata? ¿Te has olvidado de algún evento importante, dígase cumpleaños de papá/mamá/hija/hijo/pareja/tuyo.....? 

Descansa cuando lo necesites. Descansa cuando quieras calmar a tu mente y dejar que se despeje. Descansa cuando tu cuerpo empiece a sentir dolores. Descansar no significa no hacer, solamente significa cubrir necesidades básicas, "afilar el hacha", dedicar tiempo para ti misma y para ti mismo. Descansar te conecta con quien eres y con lo que necesitas. 

Empecemos la semana con las pilas completamente cargadas, con el hacha afilada, con la mente clara y despejada, tras un fin de semana de descanso y de conexión conmigo mism@. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario