domingo, 3 de febrero de 2013

Asumir los cambios y rupturas

Los cambios a veces supone enfrentarnos con ciertas rupturas. 

Puede ser, que no seamos conscientes de ellas desde el inicio. Puede ser que vayan apareciendo conforme avanzamos en nuestro proceso. 

Algunas veces aparecen de manera brusca e irrumpen en un momento concreto y en otras ocasiones son más un continuum por el que transitamos y descubrimos casi sin darnos cuenta. 

¿Nos asustan las rupturas? ¿Qué es lo que nos asusta de ellas? 

Desde que somos pequeños, nos enfrentamos a ellas conforme nos desarrollamos y crecemos. Puede ser que también nos costasen los cambios en nuestros inicios, aún así los hemos vivido y nos hemos ilusionado, hemos crecido y lo seguimos haciendo. 

¿Identificamos esas rupturas como un posible freno ante el cambio? Romper también significa interrumpir la continuidad, traspasar límites, abrir espacio para pasar.... así encontramos que la carga positiva o negativa se la aporta cada persona. 

¿Recuerdas rupturas reveladoras? ¿Recuerdas a dónde te llevaron? ¿Recuerdas alguna(s) que te hayan potenciado como persona hacia dónde querías llegar? 

Romper es parte de la vida y del cambio y al igual que ponemos el foco en lo que se pierde o deja podemos ponerlo en lo que se gana o alcanza. ¿Dónde lo quieres poner tu hoy? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario