lunes, 13 de enero de 2014

(Paréntesis)

En el mes de julio del pasado año, viví un cambio no deseado que ha supuesto un verdadero y profundo cambio vital. 


Han sido meses de duelo, de cambio de prioridades, de reenfocar mi vida, mi día a día y en ese proceso no he sentido la fuerza o capacidad para compartir reflexiones, ideas, propuestas en este espacio. 

De vez en cuando abría mi blog y pensaba que debía hacer un esfuerzo. Después, me daba cuenta que no sería honesta, que no escribiría desde el corazón, desde mi razón y lo volvía a cerrar. 

En ocasiones, sucede algo ajeno a nuestros planes, deseos, sueños o metas que nos obliga a parar y a centrarnos en una serie de nuevas necesidades que aparecen y nos demandan atención inmediata. 

En este proceso, que aún continua, he descubierto el poder de las personas. Me han acompañado y lo siguen haciendo personas con una fuerza infinita. Con el poder de la empatía, la resiliencia y el amor. Con un poder que les permite mover montañas, separar las aguas del océano y reconstruirse. Estoy en ese mismo proceso, reconstruyéndome, con la gran fortuna de contar con algunas de esas personas especiales, tesoros de la humanidad, a mi alrededor. 

Recapacitando sobre la importancia del apoyo, pienso en lo importante que es construir relaciones sanas y fuertes. No se trata de hacerlo cuando nos sucede algo y necesitamos buscar quien nos reconforte. Se trata de hacerlo día a día, desde nuestra empatía, amor y resiliencia. Es decir, de ser capaces de compartir y de pedir. De reconfortar, agradecer y de pedir perdón. De curar y curarnos. De dar, de recibir, de mantener una apertura que me permita aceptar, sin juzgar. En ese sentido el dicho popular "quien siembra, recogerá" me hace mucho sentido. 

Me alegra saberme una buena agricultora. Ahora, gracias a esta capacidad, tengo todo el apoyo que necesito. 

Gracias por seguir aquí. Bienvenida nueva etapa en este espacio, en mi vida, en general. 


4 comentarios:

  1. Muy bello mensaje Beatriz. Tines toda la razon, has sembrado mucho amor y carino y por ello tienes tanta gente que te apoya con todo el Corazon.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias! Creo que en las relaciones las personas sembramos en ambas direcciones y por eso me siento afortunada. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. … Hasta cuando te escribo! … ¡Cómo quisiera que estuviéramos más cerca, para poderte apoyar mas efectivamente! … Pero te pienso DIARIO y te tengo en mis oraciones. Eres una persona TAN ESPECIAL!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se siente el cariño y el apoyo de la familia desde donde estemos...si me firmas el mensaje, sabré exactamente a quien abrazo desde la distancia! Gracias.

      Eliminar