jueves, 13 de noviembre de 2014

Apatía como ingrediente o ¿una señal de alerta?

En nuestra cultura tenemos una creencia muy arraigada: "hay que estar siempre bien y si no lo estás es que algo sucede..."

Ante esta creencia actuamos. Nos obligamos a salir de ciertos estados emotivos sin siquiera preguntarnos a qué viene o para qué está a aquí. 

Tomemos como ejemplo un estado temporal de apatía. Quizás alguna vez has vivido mañanas en las que la motivación parece estar dormida; días en los que te apetece hacerte un "bicho bola" y quedarte bajo las mantas leyendo, pensando o no haciendo nada especial. Es posible que al compartir con otra persona ese estado emotivo te haya sugerido que te pongas en marcha para hacer cosas, salir y "sentirte bien". 

¿Y si a ese estado de apatía transitoria no le acompaña una sensación de malestar? ¿Y si una semi-hibernación temporal es justo lo que necesitas para conectarte contigo? En ocasiones puede ser una señal de alerta y los consejos recibidos un buen antídoto, sin embargo en otras ocasiones puede ser un ingrediente de algo más grande, de una necesidad no confrontada o no descubierta incluso. 

Quizás simplemente has tenido un período de actividad tan intenso en el que no has podido descansar o parar para estar contigo misma o contigo mismo y una vez superado ese período la necesidad surge. 

Quizás no has tenido tiempo de elaborar alguna situación o vivencia que requería tu atención en profundidad y ahora tu cuerpo te lleva a esa posibilidad. 

Lo importante en todo caso es que seas tú quien descubra qué es lo que significa ese estado en ti y para ti. Si es una señal de alerta, háblalo con alguien cercano y busca apoyos. Si por el contrario es una situación transitoria que no te genera malestar, mantente atenta/o y escucha a tu apatía, ¿qué te cuenta? ¿qué te pide? 

Las emociones nos hablan de necesidades y los estados emotivos o afectivos también. Aprender a escucharlos y forma parte del conocimiento de una misma, de uno mismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario