martes, 22 de marzo de 2016

Enredando palabras e ilustraciones para hablar de emociones

Hace un par de años, empecé este proyecto con dos amigas y colegas psicólogas. Se nos ocurrió que escribir e ilustrar historias dirigidas a niños y niñas para hablar de las emociones era algo que queríamos hacer y que debíamos hacer juntas. 

Hoy tenemos una serie de cuatro cuentos, registrados y en proceso de evolucionar y volar en formato físico...en plena revolución de ilusión y acción. 

Hemos compartido, aprendido, evaluado, evolucionado y sanado juntas en torno a este maravilloso proyecto. 

Los cuentos hablan de: 

1. Xana encuentra un hogar nos lleva a esos momentos en los que los cambios, desconocidos y no necesariamente elegidos, nos generan miedo y angustia. Nos invita a ser más conscientes de las necesidades de niños y niñas en estas situaciones y a acompañarlos con escucha y mucho amor. 

2. Xana encuentra a Lúa nos lleva a esos momentos en los que la llegada de un hermano o hermana genera mucha inseguridad que se traduce en celos. ¿Cómo los podemos acompañar? Con escucha verdadera de sus necesidades y miedos y poniendo el foco en lo que se gana, minimizando lo que se pierde (intentando que no sea drástica esta pérdida, en la medida de nuestras posibilidades). 

3. Xana no encuentra a Yago nos habla de la pérdida, de la ausencia y de lo natural que es vivir un duelo cuando alguien a quien queremos se marcha. Dejando que las emociones se sucedan de manera natural y aprendiendo a vivir y a disfrutar de la vida llenando ese hueco con recuerdos y cariño. 

4. Xana encuentra nuevos amigos y amigas, nos habla de la amistad, de lo poco importantes que son las diferencias cuando vemos más allá de ellas. De la alegría que sentimos cuando compartimos nuestra autenticidad con amigos y amigas. 

Ahora, nos toca aprender a nosotras, las autoras y dejar volar nuestros sueños y compartirlo con madres, padres, profes y con todos los niños y niñas que quieran experimentar con una nueva pedagogía en torno a la Inteligencia Emocional. Porque en definitiva, este proyecto es justamente eso. 

Creemos que la tendencia como adultos a dar los juicios sobre emociones y sobre la vida a los pequeños y pequeñas no es la respuesta y que por el contrario, usar las preguntas abiertas para invitarles a expresarse y a explorar su propio sentir y pensar es un camino necesario para su desarrollo como personas libres y únicas. Eso si, con nuestro apoyo y compañía para ayudarles a desenmarañar posibles enredos que aparezcan en el camino, siempre confiando en su sabiduría y capacidad de SER. 

Cada cuento, finaliza con una serie de preguntas abiertas para invitar a la reflexión y a dejarles hablar, escucharles y aprender un poquito más sobre quienes son nuestros hijos e hijas, nuestros alumnos y alumnas. 

¿Quieres saber más sobre el proyecto? Te dejo el enlace de nuestro espacio en Facebook donde iremos informando y actualizando más sobre este apasionante proyecto: Las Aventuras de Xana: Serie de Cuentos Infantiles para Hablar de Emociones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario